Blogia
Al_andar

En busca del tiempo perdido

En busca del tiempo perdido A menudo, ella tenía apuros de dinero y, apremiada por una deuda, le rogaba que la ayudase. Esto le hacía feliz como todo lo que podía dar a Odette una gran idea del amor que sentía por ella, o simplemente una gran idea de su influencia, de lo útil que podía serle. Sin duda, si le hubieran dicho al principio: "Es tu posición lo que la gusta", y ahora: "Te ama por tu fortuna", él no lo habría creído y no le hubiera disgustado mucho que se la figurasen apegada a él -que les sintiese unidos ambos- por algo tan fuerte como el esnobismo o el dinero. Pero aunque hubiera pensado que era cierto, quizá no habría sufrido al descubrir en el amor de Odette por él ese estado más duradero que el atractivo o las cualidades que podía ella encontrarle: el interés, el interés que impediría que llegase el día en que ella pudiese sentir la tentación de dejar de verle.

Por el camino de Swann
del escritor francés Marcel Proust ,
que falleció en París el 18 de noviembre de 1922.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres