Blogia
Al_andar

Casa tomada

Casa tomada Nos gustaba la casa porque aparte de espaciosa y antigua (hoy que las casas antiguas sucumben a la más ventajosa liquidación de sus materiales) guardaba los recuerdos de nuestros bisabuelos, el abuelo paterno, nuestros padres y toda la infancia.
Nos habituamos Irene y yo a persistir solos en ella, lo que era una locura pues en esa casa podían vivir ocho personas sin estorbarse. Hacíamos la limpieza por la mañana, levantándonos a las siete, y a eso de las once yo le dejaba a Irene las últimas habitaciones por repasar y me iba a la cocina. Almorzábamos a mediodía, siempre puntuales; ya no quedaba nada por hacer fuera de unos pocos platos sucios. Nos resultaba grato almorzar pensando en la casa profunda y silenciosa y cómo nos bastábamos para mantenerla limpia. A veces llegamos a creer que era ella la que no nos dejó casarnos. Irene rechazó dos pretendientes sin mayor motivo, a mí se me murió María Esther antes que llegáramos a comprometernos.
(cuento completo)
Julio Cortázar (26 agosto 1914 -- 12 febrero 1984)

"Una tarde, una tarde como las otras," cuenta Borges "un muchacho muy alto, cuyos rasgos no puedo recobrar, me trajo un cuento manuscrito. Poco después, Julio Cortázar leyó en letras de molde Casa Tomada. Pasaron los años y me confió una noche, en Paris, que esa había sido su primera publicación. Me honra haber sido su instrumento."
Jorge Luis Borges en el prólogo a una antología de cuentos de Julio Cortázar.
Web del año internacional de Julio Cortázar
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres