Blogia
Al_andar

Una sombra ya pronto serás

Una sombra ya pronto serás Volvió a llover durante la noche y al despertar descubrí en el cielo un color como no había visto nunca. Desde la ventana parecía una serpentina suspendida sobre la llanura. La curva envolvía las estrellas y de ese lado del cielo llegaba una sinfonía lánguida arrastrada por el viento. Me vestí y salí al patio. Para mí, esa hora y esa luz habían sido siempre de partida y de presagio. El Jaguar y el Mercury seguían allí, pero el colectivo se había ido llevándose las carpas. Detrás de la oficina del Automóvil Club pasaba un alambrado que se perdía a la distancia y protegía un mundo que me era ajeno y hostil. De pronto recordé que había soñado con eso: Un laberinto asfixiante en el que por más que caminara siempre estaba en el mismo lugar. Algo me atrajo, quizá la incertidumbre o mi propio miedo, y me largué a correr hacia cualquier parte.

Así comienza el capítulo 15 de la novela Una sombra ya pronto serás,
del escritor argentino Osvaldo Soriano, que murió el 29 de enero de 1997
en Buenos Aires.
El penal más largo del mundo (un cuento de Osvaldo Soriano)
El hijo de Butch Cassidy (un cuento de Osvaldo Soriano)
Cristina Castello entrevista a Osvaldo Soriano
Nota sobre Soriano y un cuento
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Sergio -

Gracias a ti, Marcelo. Soriano era uno de los buenos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Marcelo -

Está bueno el cuento. Gracias.
Marcelo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres